Redactor Prensa | El Ibaguereño
Banner
| 2019/06/01

Luego de un semestre con una cantidad de partidos impresionantes, llega el momento crucial para el Deportes Tolima. Nada más y nada menos, que ante un viejo conocido, Atlético Nacional. Sin duda, el partido del semestre para los dirigidos por Alberto Gamero, en el cual dependen de sí mismos para llegar a una nueva final del Fútbol Profesional Colombiano.

La ilusión de llegar a una nueva final está latente para el hincha, pero también hay que ser conscientes que el equipo ya presenta desgaste, pues 35 partidos en 133 días, contando el de mañana, muestra que ha sido un semestre atípico. El equipo viene jugando un promedio de partidos de cada 3 días. Además, las lesiones que han afectado al onceno ‘pijao’, empiezan a pasar cuenta de cobro.

Mirando la nómina, aparentemente es “amplia”, pues hay 27 jugadores inscritos, pero de los cuales para el técnico cuentan siempre los mismos 18 o 20. Otro factor determinante del plantel, son las lesiones, caso Ómar Albornoz, Daniel Cataño y Yeison Gordillo. Si bien, en un principio no eran titulares, salvo Albornoz, eran jugadores que fácilmente eran revulsivos para algunos partidos. Aunque Gordillo, se fue ganando su titularidad indiscutiblemente, ahora es una de las ausencias que se siente en el medio campo.

El partido ante “el verde de la montaña” se podría catalogar como el del semestre o el de la salvación por lo menos. Esto debido a que el equipo en el ámbito internacional no pudo lograr el objetivo de llegar a segunda fase de Copa Libertadores y en Sudamericana se quedó en segunda fase, por esto, se debe jugar el todo por el todo.

En el grupo B está todo abierto, en el cual todos tienen el maleficio de no ganar un solo partido como local. Deportes Tolima suma dos empates, los cuales lo tienen aún con opción de depender de sí mismo. Se enfrenta a un rival con muchos altibajos, debido a que los ‘verdolagas’ revivieron en el Palmeseca al vencer al Deportivo Cali.

Atlético Nacional es un equipo al que siempre hay que respetar y no se puede mirar por encima del hombro nunca. Tal vez no pasa por su mejor momento, pero es un equipo que siempre será complicado ganarle. Y más cuando viene de vencer a Cali y Fluminense, algo que entre tanta crisis llena de aliento a sus jugadores y de esperanza a sus hinchas.

Deportes Tolima deberá romper su maldición de ocho partidos sin ganar en Liga Águila, Copa Libertadores y Sudamericana. Un dato crítico como local para el ‘Vinotinto y Oro’. Además la baja sensible de Álvaro Montero que irá a la Copa América, algo muy merecido para el guajiro, pero que preocupa al hincha ‘pijao’, por lo cual sea Cuesta o Soto, se deben bancar para que hagan un buen trabajo y sobretodo, se logren los tres puntos.

Se espera un buen respaldo por parte de la hinchada para este encuentro, donde el equipo deberá levantarse de esos malos resultados como local. De igual forma el llamado a disfrutar en paz antes, durante y luego del encuentro independiente del resultado. El equipo ha demostrado lo que tiene, hay con qué hacerlo y lograr un buen resultado para soñar con una nueva final.   

¡VAMOS TOLIMA!

Daniel García

Comentarios