Cortesía Adenis Ramírez
Banner
| 2018/05/16

Una visita inesperada recibieron los cuidadores y funcionarios del Parque Cementerio los Olivos la noche pasada, cuando una babilla de considerable tamaño empezó a pasearse por el césped de la entrada vehicular y estuvo deambulando durante varios minutos por la zona, hasta que llegó el cuerpo de bomberos voluntarios, quienes se hicieron cargo de tranquilizar y reducir al reptil sin hacerle ningún daño daño.

Foto cortesía de Adenis Ramírez

Una vez apresado y cuando no suponía peligro alguno, el animal fue trasladado a una locación segura, donde permaneció hasta hoy, cuando será entregado a CORTOLIMA, entidad que se hará cargo de la liberación controlada del espécimen en un hábitat seguro para la comunidad y para sí mismo.

Cortesía Adenis Ramírez

Aunque hay varias hipótesis sobre la procedencia del enorme depredador, como los cultivos de arroz cercanos y una laguna ubicada en predios circundantes, el motivo por el cual el animal se dirigió a un área construida y habitada permanece como un misterio.


“¡Lo que faltaba! más lagartos en Ibagué…”

Comentarios