Redactor Prensa | El Ibaguereño
Banner
| 2019/07/09

El amor con el que se prepara este manjar de dioses seguramente es el secreto que le ha dado el reconocimiento a nivel local y nacional a la avena de Venadillo, una deliciosa bebida hecha a base de leche que se caracteriza por su sabor sin igual y su textura cremosa.

La avena ha sido el símbolo del municipio desde hace más de un siglo, pero la constancia y la herencia de la receta es lo que ha permitido que generación tras generación, no se pierda esta tradición y perdure a pesar del tiempo, conservando su calidad y convirtiéndose en la bebida insignia de Venadillo.

Cada fin de semana al Parque de los Venados llegan cerca de 2 mil turistas que se deleitan con esta deliciosa bebida que deja ganancias de cerca de un millón de pesos a cada microempresario, lo que ayuda indudablemente a la economía del municipio. Actualmente Venadillo cuenta con seis empresas de avena y cada una tiene su propia receta, calidad y sabor.

Una de ellas es Avena Cremosa, una empresa que tienen sus inicios hace más de 70 años con la receta de don Abel Delgado, quien fue el gestor de la idea en la familia. De ese entonces, han pasado tres generaciones que han sabido conservar esta tradición. Hace cuatro años José Alejandro Gómez Delgado, nieto de don Abel, y su esposa Esperanza Rincón, decidieron consolidarse como marca para abrirse camino en el mercado local y regional.

Sus propietarios y socios, Carlos Ortiz y Wilson Gutiérrez, tratan de participar en eventos dentro y fuera del municipio, para dar a conocer la exquisita bebida.

Los ingredientes de la avena son leche entera, almidón dulce, saborizante de banana y arequipe, sin embargo, Esperanza Rincón comenta que los principales ingredientes son productos de excelente calidad, certificados, una buena manipulación y preparación.

Comentarios