Redactor Prensa | El Ibaguereño
Banner
| 2019/04/09

Estamos a pocos días de que inicie la Semana Mayor, época de reflexión, de unión familiar y de conservación de la fauna y la flora.

Pero ¿por qué hablamos de conservación de la naturaleza en Semana Santa? Sencillo, porque es una época en la que la ciudad recibe a las Águilas Cuaresmeras que retornan a su lugar de origen en los meses de marzo y abril.

Estas aves conocidas como Buteo Swainsoni y Buteo Platypterus salen de Canadá y Estados Unidos en septiembre en busca de climas más cálidos como los de América del Sur. Algunas viajan hasta México y Centroamérica, otras hasta Panamá, algunas más llegan a Colombia por Antioquia y Chocó y finalmente hasta Argentina.

A mediados de octubre se pueden observar en Caldas y Risaralda. La Buteo Platypterus se queda en el trapecio Amazónico y la Buteo Swainsoni llega hasta Argentina. Cuando el invierno azota las ‘pampas argentinas’ regresan por el mismo camino a casa.

Redactor Prensa | El Ibaguereño

Durante su recorrido desde Sudamérica hasta llegar a territorio Canandiense, visitan el Departamento pasado por los municipios de Plandas, Río Blanco, Ortega, Rovira, Chaparral y finalmente el Cañón del Combeima, donde llegan visitantes de todas partes del País para observarlas. 

Esta visita se ha convertido en una puesta del sector turístico para impulsar el avistamiento de aves desde sectores tan importantes para la ciudad como el Cañón del Combeima.

La Corporación Autónoma del Tolima Cortolima, Alcaldía de Ibagué, la Policía Metropolitana en la especialidad ambiental y ecológica, la Fundación Río Cocora, Mariposario del Tolima y Aves Colombianas, realizaran hasta el 14 de abril una fiesta de las aves migratorias con el fin de aprender más de ellas.

Las entidades impulsan la conservación y protección de estas especies con un bus interactivo que estará en Chapeton, Pastales, Juntas y Villa Restrepo donde los asistentes podrán llevar cámaras y binoculares para observarlas.

Sin embargo, a pesar de los controles por parte de las entidades encargadas, muchas personas toman esta fecha como caza deportiva, prohibida para este caso. Pero no solo la caza es una amenaza para las Águilas Cuaresmeras, Cortolima informa sobre algunas malas prácticas que afectan a estas aves. 


1. DEFORESTACIÓN O TALA DE BOSQUES:

La cual reduce el área de descanso y caza

2. APLICACIÓN DE AGROQUÍMICOS:

Causando muertes por intoxicación al consumir presas que han estado en contacto con los productos aplicados en cultivos.

3. LOS INCENDIOS FORESTALES:

Reducción de las áreas de descaso y caza

Sabías qué?

Las Águilas Cuaresmeras son un controlador natural de plagas, insectos, ranas, serpiente, ratas y demás roedores que perjudican los cultivos.

Sus horas favoritas para planear y exhibirse en los cielos son las 10:00 de la mañana y las 5:00 de la tarde, momentos en los que más se presentan corrientes de aire caliente.

Comentarios