El Ibaguereño | El Ibaguereño
Banner
| 2017/12/04

Para prevenir la propagación de vectores en la zona rural de Ibagué, la Secretaría de Salud ha venido realizando actividades de sensibilización con las comunidades para eliminar los posibles criaderos de zancudos transmisores de enfermedades como la leishmaniasis.

Gelver Dimas Gómez, secretario de Salud, manifestó que, debido a los 20 casos de esta enfermedad reportados en la zona rural, la Alcaldía está intensificando los controles de vectores a través del trabajo comunitario basado en la prevención.

“Este año hemos entregado más de 400 toldillos en la zona urbana, principalmente a mujeres embarazadas y niños. La semana entrante iniciaremos la entrega de estos elementos en la zona rural como parte de la estrategia contra la leishmaniasis”.

Los casos reportados hasta el momento han sido en las veredas San Cristóbal, Honduras, Charco Rico y Cauchos parte alta.

“En esta temporada de lluvias, cuando se generan reservas de agua, se incrementan los criaderos de zancudos. Por eso debemos hablar de prevención y promoción de la salud, pues si no hay probabilidad de que se reproduzca el vector se disminuyen los indicadores”, sostuvo Gómez.

El funcionario agregó que el trabajo preventivo ha hecho posible disminuir el dengue en un 80 %, el zika un 85 % y el chikungunya un 90 %.

La leishmaniasis es causada por un parásito de nombre “Leishmania” y es transmitida por un insecto más pequeño que un zancudo de nombre científico “Lutzomyia”, el cual es conocido en la zona rural de Ibagué como “Capotillo” o “Manta Blanca”.

Las lesiones en la piel por lo regular comienzan en el sitio de la picadura del insecto. Sin embargo, en algunas personas pueden desarrollarse brotes en otros lugares del cuerpo.

Comentarios