Denuancian muerte de bebé tras intervención del ESMAD en el Divino Niño

Banner

En el predio El reposo ubicado en la parte posterior de la Iglesia del Divino Niño en inmediaciones del barrio Galarza al sur de Ibagué, fue invadido por familias de escasos recursos, reclamando oportunidades de vivienda a la administración del Alcalde Jaramillo y exigiéndole su presencia, para que pudiera observar en las condiciones que viven estas familias, por esto hubo fuertes enfrentamientos entre el ESMAD y los invasores.

El enfrentamiento dejó varias personas afectadas por los gases lacrimógenos, entre estos se encuentra dos niñas, una de dos años y la otra de doce años, fueron trasladadas a centros asistenciales para ser atendidas, ahora se encuentran estables y bajo cuidados médicos.

Alrededor de 30 jóvenes pertenecientes a los invasores respondieron tirando piedras, ladrillos y elementos contundentes, intentando evitar ser desalojados del predio, dejando a un uniformado desmayado y otros afectados por los gases que debieron emplear para controlar la situación.

“Nosotros estábamos tranquilos cuando llegó la policía y nos empezó a atacar con los gases, provocándonos y obligándonos a salir del terreno para luego destrozar todo lo que habíamos construido con tablas. Lo único que queremos es una vivienda propia. Tener donde meter la cabeza con nuestros hijos y poderles dar una vida digna. Acá varios de los muchachos no se aguantaron y le respondieron a los del Esmad con piedra iniciándose una batalla campal que dejó a varios niños lesionados. Hasta se habló de la muerte de un bebé de 2 meses de nacido”, exclamó Natividad Gómez, una de las invasoras.

Se habla sobre un menor que falleció, pero aun la Policía Metropolitana no ha confirmado este hecho.
“Estaban en una casa los niños y los bombardearon, ellos sabían que ahí había niños, pero no les importó, hay una bebé muerta, varios niños heridos”, reportó un invasor.

También un grupo de jóvenes obligo a 6 uniformados del ESMAD a encerrarse dentro de una vivienda del Barrio Galarza, mientras los atacaban con piedras, como resultado de esto quedaron vidrios destrozados y daños en las casas y apartamentos ubicados en esa cuadra, incluso los policías tuvieron que recibir apoyo a pocos metro de las iglesia del Divino Niño para poder salir del lugar.

Finalmente a las 6:30 pm el lugar retomo la calma, pero la mayoría de los invasores volvieron, las familias manifiestan que no se retiraran del predio, hasta que sean re ubicados por parte de la Administración municipal.

Fuente: Ondas de Ibagué, El Irreverente.

Más de esta sección

Ir hacia arriba
A %d blogueros les gusta esto: