Redactor Prensa | El Ibaguereño
Banner
| 2019/05/07

Según la Central Unitaria de Trabajadores – CUT a 2018 habría 10 millones de colombianos vinculados a una contratación por prestación de servicios.

¿Conoce a alguien que tenga un contrato por prestación de servicios? Lo más probable es que sí, pues es una de las formas más usuales de contrataciones actuales que sin lugar a dudas, rompe con todas las garantías que debe tener un empleado.

El problema de este tipo de contratación no es en sí mismo la forma de emplear, aquí el verdadero problema es que los empleados no conocen las condiciones reales de esta modalidad.

Según la Revista Dinero, en su columna de opinión de julio de 2018 escrita por Raúl Ávila Forero
https://www.dinero.com/opinion/columnistas/articulo/uso-indiscriminado-contrato-prestacion-de-servicios-por-raul-avila/260456 “cuando hablamos de una persona con un contrato por prestación de servicios, esta solo recibe la remuneración pactada por su labor; monto al que debe descontarle el 11% de retención en la fuente si es declarante (o un 10% para las personas no declarantes), el 16% sobre el 40% del monto por concepto de pensión (es decir, un 6,4% de la remuneración total) y por salud, el 12,5% sobre dicho 40% (es decir, el 5% de la remuneración total). Y si debe cotizar a ARL, súmele un descuento adicional que varía entre el 0,522% y el 6,96%”.

“Además, si una persona con contrato por prestación de servicios trabaja más de las horas diarias establecidas, no tiene pago por trabajar horas extra. Si el trabajador se enferma, la empresa no pagará sus incapacidades médicas (esto lo cubre la EPS y es el trabajador quien acarrea con todo el trámite). No tienen derecho a prima, vacaciones, cesantías o licencias remuneradas, como las de maternidad y paternidad. También deben asumir los gastos de transporte… en fin”.

La semana anterior la Corte Suprema de Justicia se pronunció acerca de este tema luego de que jueces desconocieran, que contrario a lo que aparecía en los papeles, que una mujer trabajó por prestación de servicios desde 1992 hasta el 2013 con el Instituto de Seguros Sociales (ISS), realmente sí tuvo una relación laboral con esa entidad y no un vínculo temporal. 

Lilia Fanny Hurtado Pardo tuvo en total 57 contratos por prestación de servicios en esos 21 años en los que cada contrato se firmaba seguido al anterior.  La noticia de El Tiempo
https://www.eltiempo.com/justicia/cortes/contratos-de-prestacion-de-servicios-implican-vinculos-laborales-355922?fbclid=IwAR1c-NY_NQDHpj8f20sD6oNaenTYlr827eb6euE-KsAHfV6cLHx5orTaKyo publicada el pasado 2 de mayo hace referencia al calvario que se convierte para un empleado, tener un contrato por prestación de servicios.

Según la Corte, los jueces anteriores que evaluaron su caso no tuvieron en cuenta que la mujer cumplió horarios, su labor fue contínua, se le asignó un puesto de trabajo, se le daban materiales, insumos y compensación de tiempo de descanso. Todo eso, dice el alto tribunal, son “muestras de la subordinación a la que estuvo sujeta”. 

Cabe resaltar que si usted o algún conocido pasa por este tipo de situaciones, está en todo el derecho de denunciar ante el Ministerio de Trabajo, pues podría ser víctima de acoso laboral.

Comentarios