Colegio Santa Teresa de Ibagué, foto: Alcaldía de Ibagué | EL IBAGUEREÑO
Banner
| 2018/01/17

“Mientras en el 2016 tuvimos 3.124 estudiantes que desertaron del sistema educativo oficial, en el 2017 solo tuvimos 1.960 personas que abandonaron las instituciones”, sostuvo Tatiana Aguilar, secretaria de Educación.

Para evitar que los estudiantes abandonen las aulas de clase y ampliar la cobertura, la Alcaldía de Ibagué y el Gobierno Nacional están haciendo una inversión de $294.633 millones para construir 31 nuevos colegios y mejorar la calidad de la educación en la ciudad.

Además de ello, durante el 2017 la Administración Municipal invirtió $6.653 millones para entregar desayunos y almuerzos escolares a 51.357 estudiantes de 57 colegios y 204 sedes educativas.

Para garantizar el acceso a la educación, el año pasado se entregaron $1.192’626.450 en subsidios de transporte a 3.486 estudiantes de 17 colegios rurales y 5 urbanos.

Uno de los motivos por los cuales se presenta la deserción escolar tiene que ver con la falta de elementos básicos para el proceso formativo, como por ejemplo los uniformes, textos escolares y herramientas tecnológicas.

Para solventar esta situación, la Administración ha destinado $1.230’496.566 para entregar sudaderas escolares a 9.686 estudiantes de la zona rural de Ibagué. Asimismo, otros $2.400 millones fueron utilizados para entregar textos escolares de matemáticas, lenguaje e inglés a los niños de escasos recursos.

De la misma manera, con una inversión de $10.024’819.497 la Alcaldía y el Gobierno Nacional garantizaron la gratuidad educativa a 72.491 estudiantes de 56 establecimientos educativos.

Y con el objetivo de mejorar el acceso a las herramientas tecnológicas, la Alcaldía y el Ministerio de las TIC entregaron 17.116 tabletas a los colegios de la ciudad. Además, la Administración y el Gobierno Nacional ya iniciaron la compra de 6.200 computadores portátiles adicionales.

“Si bien la deserción continúa siendo una cifra alta, esto refleja el trabajo que hemos realizado desde la Secretaría de Educación por medio de la puesta en marcha de las estrategias de permanencia escolar”, agregó Aguilar.

Por supuesto, durante este 2018 la Administración continuará destinando recursos para iniciativas como el Programa de Alimentación Escolar, adquisición de nuevas terminales tecnológicas y fortalecimiento de la calidad educativa.

“Esto ha permitido que nuestros niños, niñas y adolescentes puedan continuar en el sistema educativo y reciban una mejor calidad de educación”.

Comentarios