Redactor Prensa | El Ibaguereño
Banner
| 2017/12/12

Cada vez y con mayor frecuencia, nos llegan a EL IBAGUEREÑO denuncias de los ciudadanos que habitan el sector de la Ambalá parte alta.

Y es que no siendo para más, allí nos encontramos con un grave problema. El acueducto comunitario del barrio El Triunfo ha sido el centro de disputa entre la comunidad y un sector que ve en este servicio un negocio.

En una ciudad en donde no existía ni ley, ni orden, se permitió la construcción de un proyecto de vivienda por parte de la constructora SAMOA llamado Almínar Samoa que le exigió al acueducto comunitario 800 nuevos puntos de servicio. Dicho proceso no contó con autorización de la comunidad, como se debía hacer, y por el contrario, ocurrió a espaldas de los ciudadanos que luego se tomarían las instalaciones del acueducto.

Hoy  el acueducto se encuentra en mal estado, abandonado. La comunidad denuncia falta de atención por parte del equipo que administra, materiales oxidados, cero nivel de potabilidad del agua, sin aseo o algún tipo de mantenimiento.

Para quienes viven hacia la zona baja, en la parte de la avenida Ambalá, el agua tiende descender  y el servicio casi nunca falta, pero para quienes viven hacia al cerro, en los barrios altos, y paradógicamente quienes están más cerca del acueducto comunitario, para ellos, la prestación de su servicio sí es un riesgo. Esta es una situación gravísima para miles de ciudadanos de la comuna 6.

Los habitantes de los barrios, El Triunfo, El Mirador, Bellavista, Ciruelos, Pedregales, entre otros,  son los más afectados. Y tienen razón en oponerse a estas nuevas conexiones: sus servicios estarían en peligro. Además de sumarle el agua posiblemente contaminada y sin ningún tipo de tratamiento a causa del abandono del acueducto, administrado por el presidente de junta de acción comunal, Víctor Becerra.

Quizá al no ser una situación que afecte a toda la ciudad, y más bien a un reducido sector de esta, mediáticamente para nosotros los medios no representaba mayor interés. Sin embargo, a la suma de denuncias hechas a EL IBAGUEREÑO, llamó la atención una reunión informativa sostenida hace un mes en el colegio Bicentenario de Ambalá parte alta. Allí se vio al diputado por el partido Centro Democrático, Milton Restrepo, escuchando la reunión sostenida entre el alcalde Guillermo Alfnso Jaramillo con ciudadanos y representantes de la constructora y el acueducto.

¿Qué ocurre en los barrios de Ibagué? ¿Qué hay en las comunas de nuestra ciudad que tanto llama la atención de los políticos? ¿Quién defiende a los ciudadanos? ¿Quién escucha a los ciudadanos?

Desde EL IBAGUEREÑO atendemos las denuncias hechas por la comunidad y creemos que nuestra razón de ser se convierte en oír atentamente las calles, a los ciudadanos y contar las injusticias que allí ocurran. Y más cuando los ciudadanos nos cuentan que existen falsas firmas y acciones irregulares por parte de quienes hoy tienen el poder del acueducto, por ejemplo.

En una ciudad en donde no existía ni ley ni orden, molesta el amparo de un Estado representado en los operativos a espacio público, o altas infracciones de espacio público. Sin embargo Ibagué tiene un futuro, y nadie nos dijo finalmente que recorrer el éxito como ciudad, sería algo fácil.

Por eso los invitamos a conversar, aquí estaremos para escucharlos.  info@elibaguereno.com

Comentarios