María del Rosario Laverde trabaja como correctora de la revista Semana. Crédito: Esteban Vega | El Ibaguereño
Banner
| 2018/01/30

Fui testigo de cómo pegaban las páginas a mano, muchas veces mal pegadas, de cómo a cada ejemplar se le ponían cintas de colores para hacerlo más mexicano, de cómo la editora, una joven emprendedora, llenaba su boca de palabras generosas para promover el libro y tuve el privilegio de contar con una ilustradora que me regaló sus ilustraciones para adornarlo, me las regaló porque sí. Porque se le ocurrió darme un regalo.

El libro viajó conmigo y sin mí, y tuvo al menos un comprador en cada lugar que visitó, yo por mi parte recibí montones de atenciones, tantas que me convencí de que al fin había hecho algo bien en la vida.

En Colombia fue diferente, quise hacer una edición propia y en cada editorial que visité me dijeron que tal vez, de pronto, quién sabe, para al final decirme que no. Terminé pagando a una imprenta que me hizo un muy buen trabajo y me convertí en mi propia editorial, tuve una excelente presentación en la Filbo con lleno total, buenas ventas y buenas críticas.

Después de ahí, intenté dejar ejemplares en librerías que se negaron a recibirlos porque quién era yo y qué posibilidades de venta tenía, intenté moverme en grupos de Facebook, del barrio, en talleres y pocas respuestas recibí. No me fue mal porque conozco mucha gente pero debo decir que la gran mayoría ni se toma el trabajo de responder. Me pudo ir mucho mejor. Y pude quedarme sin ningún ejemplar, pero no fue así.

¿A cuántos de ustedes les importan mis quejas? Quizás a ninguno, y eso es normal, lo que no es normal es que no escuchemos a quienes tienen algo para proponernos, por negarnos a lo desconocido, quizás nos sorprendan.

Comentarios

María del Rosario Laverde actualmente es correctora de estilo de la revista SEMANA. Es autora de los libros Condición de Forastera y Memoria de Jirafa.