Dirección de contenidos | El Ibaguereño
Banner
| 2017/11/07

La URT presentó dio a conocer los avances y los retos de la política de restitución de tierras, además los asistentes aclararon dudas acerca del tema.

En los avances se encuentran: la apertura de 152 nuevas zonas de trabajo, que corresponden a 5.3 millones de hectáreas; y el desarrollo de tareas en Caquetá, Huila, sur del Meta y sur del Tolima, gracias al proceso de paz.

Además la audiencia pública se llevó a cabo en Bogotá, transmitida por medio Facebook Live, y  estuvo encabezada por el director general de la Unidad de Restitución de Tierras, Ricardo Sabogal Urrego, quien reconoció la labor de todos los líderes presentes y resaltó su trabajo, entrega y compromiso por las víctimas de abandono y despojo, en todo el país.

De igual forma, el funcionario agradeció la presencia del IGAC; la Embajada de México, la Embajada de los Estados Unidos; la Unidad de Víctimas; la Policía Nacional y de las víctimas de conflicto armado, entre otros asistentes.

Por tal motivo hicieron uso de las redes sociales, como una herramienta fundamental para la difusión del encuentro, para compartir y publicar información acerca del proceso, así como memes, trinos y vídeos.

Sabogal afirmó que de los 94 compromisos adquiridos en anteriores audiencias, a la fecha ha sido cumplido el 67% de los mismos.

“La URT ha ganado la confianza de las víctimas y esto se evidencia en los resultados que hemos alcanzado durante los años de gestión. A 31 de diciembre de 2016 se recibieron 100.158 solicitudes correspondientes a 67.651 titulares, de los cuales el 59% son hombres y el 41% son mujeres”. expresó el funcionario.

Cabe resaltar que uno de los grandes logros de la Unidad de Restitución de Tierras, es la evolución de los proyectos productivos, que están siendo desarrollados en las tierras devueltas a los campesinos.

“El 30% de los proyectos productivos están en cabeza de las mujeres y, cada día, el empoderamiento de ellas es mayor. El 50% de los beneficiarios de sentencia de restitución, son mujeres”, aseguró el funcionario.

Emanuel Franco, beneficiario del departamento de Caldas agradeció a la URT por su labor de cambiar las vidas de las victimas del conflicto armado en Colombia y brindar estos espacios.

“Quiero agradecer a todas las personas que han hecho posible que la restitución sea una realidad, gracias por darnos la oportunidad de cambiar una vida marcada por la guerra, por sonrisas y trabajo en el campo. Gracias a la URT por este espacio; ojalá existieran muchos más, para poder expresar nuestras inquietudes y agradecer” manifestó Franco.

Ante esto el campo ha sido reactivado, gracias al regreso de las víctimas a sus tierras. Por lo cual para diciembre de 2016 fueron invertidos 61.329 millones de pesos en proyectos productivos, beneficiando a 2523 familias; y permitió que muchos campesinos se conviertan en empresarios exportadores, sus productos como el café y el plátano, que han sido producidos en tierras restituidas, son exportados a Estados Unidos, Japón y Australia, entre otros.

Para Araceli Rodríguez, beneficiaria de Ataco (Tolima), la restitución de tierras cambió su vida. “Hace tres años recibimos sentencia; y esto ha permitido que mi vida y la de mi familia sea mejor. Iniciamos con 5 vacas y, ahora, tenemos más de 15. La  restitución permite fortalecer la familia y mejorar las condiciones de vida. Esta es la verdadera paz”.

Clara Gladys Carrillo, beneficiaria de restitución, agradeció la ayuda que la novedosa política le está dando a los campesinos y resaltó que el presidente Juan Manuel Santo ha sido el único que se acordó de los trabajadores del campo.

“Santos nos dio la mano; ahora, démosle la mano. Es el único presidente que se ha preocupado por las víctimas; y nos ha cumplido”. dijo Carrillo.

Dentro de los principales retos que tiene la URT están: cumplir el 100% de las órdenes judiciales; presentar el 100% de los casos inscritos en el Registro de Tierras Despojadas y Abandonadas, cuyos titulares hayan autorizado a la URT que los represente; y resolver administrativamente el 100% de las solicitudes, ubicadas en zonas de trabajo avaladas por el Ministerio de Defensa.

Para el director de la URT, restituir es hacer la paz sostenible. “La restitución ataca una de las estructuras que ha generado el conflicto en Colombia: los derechos sobre la tierra; y trabaja para que las personas recuperen sus parcelas. Estamos saldando la deuda histórica que Colombia tiene con los campesinos”.

Comentarios