Marco Céspedes, foto: comunicaciones de Maro Céspedes | EL IBAGUEREÑO
Banner
| 2018/01/11

El aspirante ha trabajado en el sector público en entidades como la Gobernación del Tolima, la Alcaldía de Ibagué, la Secretaría de Salud de Bogotá, entre otras. Asimismo se ha desempeñado como docente universitario.

Céspedes afirma que sus orígenes políticos están ligados a su familia conservadora y a su padre Silverio Céspedes, quien fue concejal de la ciudad de Ibagué. Su visión frente a los partidos tradicionales es que estos han manejado prácticas inadecuadas desde las cuales se ha gobernado no por y para la gente, sino a partir de círculos cerrados de poder.

“Para mí es importante que la gente distinga que nosotros hacemos parte de la renovación y que yo no compagino con ningún grupo político tradicional”, según él, muestra de ello fue su renuncia durante la primera administración del actual gobernador Óscar Barreto Quiroga, cuando se desempeñaba como asistente personal del Despacho.

Céspedes confesó que el motivo de su renuncia fueron sus desacuerdos con el desarrollo de las prácticas “tradicionales” de la clase política. Ejemplos que vio en su momento en el Despacho del Palacio del Mango.

El candidato considera que en el Tolima hay que avanzar en desarrollos nuevos, sostenibles y sobretodo en la productividad. En razón de ello, esta semana acudió al Notario 4° para publicar su plan de campaña “Por un Tolima mejor”, el cual ha sido construido de manera conjunta con el sector académico, según el candidato.

“Un problema real de los políticos es que creen que se las saben todas, yo a la gente lo que le digo es que yo no me las sé todas, los que se las saben son ellos, la gente, y nosotros los necesitamos con nuestro equipo” concluye Céspedes.

Comentarios