Redactor Prensa | El Ibaguereño
Banner
| 2019/06/02

¿Siente que las cosas no salen bien, que tiene un problema espiritual, que hay algo que le impide lograr sus sueños y salir adelante? ¿Ha escuchado del poder de sanación del doctor José Gregorio? ¿Sabía que en Ibagué hay una persona que es médium de este médico reconocido que este año cumple 100 años de fallecido?

Esta generación ha escuchado a madres y abuelas hablar del doctor José Gregorio, un médico que ayudaba a aliviar el cuerpo y el alma con remedios naturales, pero poco sabe de qué se trata el tema.

José Gregorio Hernández Cisneros nació en Estados Unidos de Venezuela el 26 de octubre de 1864 y falleció el 29 de junio de 1919. Fue un médico, científico, profesor y filántropo de profunda vocación religiosa, cristiano católico y franciscano seglar, reconocido por su solidaridad con los más necesitados y recordado por su caridad, generosidad, rectitud y servicio a los pobres. Su vida fue un testimonio evidente de santidad, ​ tanto, que muchos latinoamericanos lo consideran santo. Sus restos reposan en la iglesia Nuestra Señora de la Candelaria ubicada en el centro de la ciudad de Caracas.

Actualmente está en proceso de beatificación y posterior canonización, luego de que en el año 1986 el Papa Juan Pablo II declarara solemnemente sus virtudes heroicas, por lo cual se le otorgó el título de Venerable. Recientemente ha crecido la expectativa entre los fieles sobre su posible beatificación, debido a que el 25 de septiembre de 2013 el Papa Francisco manifestó interés por la causa del Dr. José Gregorio Hernández.

Según cuentan las abuelas, desde que murió José Gregorio, han existido personas que dicen haberlo visto y escuchado, y hay quienes aseguran ser médium, un puente de comunicación entre él y las personas que acuden.

Redactor Prensa | El Ibaguereño

En la avenida Guabinal #42-44 hay un lugar que llama la atención de quienes transitan por el lugar. Un aviso que indica que allí hay una persona con un don especial y por eso quisimos adentrarnos un poco más en este mundo espiritual lleno de mitos y creencias.

Ernesto Jiménez se declara médium de José Gregorio Hernández, atiende su consultorio en compañía de su esposa María y de su hijo Janner, quien también sigue sus pasos. Allí, en un lugar lleno de veladoras de distintos colores, aromas agradables y música relajante nos contó su vida, y cómo adquirió el don que Dios le regaló.

Cuando apenas era un niño, Ernesto Jiménez empezó a vivir experiencias que no eran usuales. Su madre asistía a un grupo de oración en el que se encomendaban al doctor José Gregorio Hernández a donde él también asistía.

Ernesto padecía de algo extraño en su columna, y aunque escéptico en muchas cosas, asistió al grupo de oración, teniendo como respuesta, una serie de situaciones que le cambiaron la vida para siempre.

“Mientras dormía, sentí la presencia del doctor José Gregorio, y pude ver cómo él obraba en mi cuerpo. Al día siguiente desperté sin el dolor que me aquejaba”, contó Jiménez.

Empezó a verlo en sueños, él le hablaba y eso le hizo darse cuenta que podría transmitir el mensaje. Ahí empezó su trabajo gracias al don que le dio Dios. “Sin necesidad de que la persona me cuente, el hermano José Gregorio me revela toda la vida de la persona, emocional, económica y sentimentalmente”. Según Ernesto Jiménez, José Gregorio no solo brinda la solución a los problemas físicos, también a los problemas espirituales.

Redactor Prensa | El Ibaguereño

“Muchas veces las personas vienen en busca de sanación por enfermedades que los médicos no han logrado detectar, ahí es donde obra el doctor”. Comenta Jiménez.

Su experiencia es de más de 20 años, tiempo en el que ha viajado dentro y fuera del País para ampliar sus conocimientos en esoterismo, beneficio de las plantas, rituales y todo el mundo espiritual que lo rodea.

Su pasión es lo que llamamos comúnmente, la magia blanca, pues la magia negra Influye negativamente en la persona porque se está utilizando un alma para realizar un proceso de adivinación, cuando realmente la persona es quien debe utilizar su libre albedrío para decidir sobre su futuro.

“Yo lo que hago es mostrarle a la persona las dos caras de la moneda, para que tenga algo más claro sobre su decisión. Cada decisión automáticamente cambia el futuro”, indica Ernesto.

Redactor Prensa | El Ibaguereño

Su compañera incansable y su más fiel creyente es María del Rosario García, su esposa, con quien lleva más de 25 años casado, madre de sus tres hijos y con quien ha recorrido diferentes ciudades llevando el mensaje. Ella es quien se encarga de preparar los baños y hacer las cadenas de oración, mientras su esposo atiende el mensaje y su hijo Janer sigue los pasos de su padre, quien con 24 años de edad, también atiende, pues hace varios años recibió el don y lo transmite así como su padre.

“Desde muy pequeño también empezó a sentir su presencia. Él decía que veía y jugaba con una persona, y la describía como José Gregorio, aún sin conocerlo. Escribía en la pared y decía que era la fórmula que mandaba el médico”, contó María.  

El Ibaguereño. ¿Cómo se le presenta José Gregorio?

E. J. Yo siempre lo he visto como está en las imágenes, con un maletín de cuero antiguo de médico y muchas veces acompañado de dos enfermeras. Y la manera como me habla es clara, me llegan las palabras a mi mente.

E.I. Pero ¿cómo sabe toda la vida de una persona?

E.J. Con el nombre completo de la persona y la fecha de nacimiento, el doctor José Gregorio me muestra toda la información y cuando la persona tiene fe de que se va a curar, el doctor José Gregorio empieza a actuar en él.

E. I. ¿De qué forma actúa José Gregorio?

E.J. Hay un ritual que es muy sencillo. Se coloca un pañuelo blanco y sobre el un vaso con agua, una copa con alcohol, algodón y una jeringa sin aguja. La idea es colocarlo en el cuarto del paciente, y el doctor empieza a hacer su trabajo. El alcohol se empieza a poner blanco o grasoso, que significa medicamento que deja el doctor para el paciente y empieza a notar que la habitación toma un olor a medicamento o a alcohol fuerte, es porque el doctor está curando a la persona.

El alcohol queda consagrado, con el ánimo de que la persona se aplique en las partes del cuerpo que le duelan. El agua en este caso, se toma según la indicación del doctor.

Redactor Prensa | El Ibaguereño Altar a José Gregorio

E.I. ¿Ha realizado magia negra?

E. J. Nunca he hecho algo negativo en contra de una persona, pues he tenido casos curiosos en los que llegan esposas pidiendo que les ayude para que su esposo deje de ser infiel. Ahí lo único que puedo hacer es revivir el amor dentro del hogar con diferentes técnicas, pues a nadie se puede ligar, doblegar u obligar, si fuera el caso, solo tendría a la persona en cuerpo, más no en alma.

La única solución es reforzar ese amor mediante cadena de oración. Hay que manejar los egos, la rabia, los celos, y ahí es donde entra el doctor José Gregorio a eliminar esos egos para sacar el hogar adelante sin dañar a nadie.

E.I . ¿Cómo sabe si a la persona le han hecho brujería?

E.J. Para nadie es un secreto que la envidia, magia negra y la maldad existe, y muchas veces las personas prefieren recurrir a estas estrategias para arreglar diferentes problemas, lo que se refleja en síntomas a los que los médicos no encuentran diagnóstico ni cura.

La persona empieza a decaer física, emocional y hasta económicamente. Hay síntomas claros de que hay brujería cuando la persona empieza a adelgazar o a perder el cabello sin ninguna explicación o razón, a despertarse a ciertas horas de la madrugada, dolor de cabeza o desespero.

Otro de los síntomas son las plagas en las casas, por ejemplo, las moscas. En esos casos el tratamiento ya se dirige a hacer un equilibrio físico y espiritual para la persona.

E.I. ¿Dónde se presenta más la magia negra?

E.J. En el Tolima la magia negra se presenta más al sur del Tolima, los municipios como Ataco, Chaparral, Coyaima, son de alta influencia espiritual, donde se practica mucho el tabaco. Esto debido a la cultura. En el País en las regiones de los llanos, la Guajira y el Chocó. 

E.I. Santa Marta, la virgen lauretana, la virgen del Carmen, san Miguel Arcángel, entre otros, prestan guardia en el consultorio, acompañados de velones de diferentes colores pero ¿qué significa cada color?

E.J. El blanco es espiritualidad, naranja y dorado es economía, azul es para la parte de la salud, rojo es para el amor, cada velón significa algo para cada persona. Cuando se inicia un ritual, el velón escogido va mostrando cómo va la persona y qué está pasando con ella.

Redactor Prensa | El Ibaguereño

E.I. Los baños también están presentes en el lugar. ¿Para qué sirven?

E.J. Hay baños de descarga, de despojo, de limpieza espiritual, y cada uno sirve para algo diferente. María es quien los prepara, ella indica que cuando está haciendo, siente la sabiduría de José Gregorio, quien la guía para que los haga de una u otra manera.

Los martes y los viernes son ideales para las limpiezas espirituales, pues son días de mucha influencia espiritual, esotéricamente hablando. Y cuando son baños de despojo se deben hacer antes del mediodía.

E.I. ¿Qué cree que está pasando con la fe de las personas?

E.J. Creo que la fe sigue intacta, lo que pasa es que las personas están un poco escépticas porque hay mucha gente charlatana, que hace que generalicen sobre todos los que practicamos esta parte espiritual. Primero que todo tener fe en Dios, en el doctor José Gregorio y lo que usted va a hacer.

Finalmente, las creencias, las religiones y la fe, siguen moviendo el mundo de la espiritualidad. Cada persona es libre de creer o no en algo, lo único importante, y que se debe tener siempre en cuenta, es que se debe preservar el libre albedrío de las personas.

Comentarios