“No podemos dejar la ciudad sin control de tránsito”  Juan Felipe Arbeláez, personero (E) de Ibagué.

En Por

Desde el 11 de Julio en Ibagué, no cuenta con una regulación en materia de tránsito y movilidad, así que cualquier ciudadano que haga cruces prohibidos, maneje en estado de embriaguez o pase un semáforo en rojo, no tendrá ningún comparendo, esto sucede como resultado de que administración del alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo, no ha hecho la renovación del convenio que suscribe periódicamente con la Dirección General de la Policía Nacional para legalizar la operación de la Policía de Tránsito en el perímetro urbano del municipio.

Juan Felipe Arbeláez, personero (E) de Ibagué, afirmó que se realizara una investigación preliminar para determinar los presuntos responsables que ha dejado a la ciudad sin control de los agentes de tránsito hace casi un mes.

“A raíz del artículo publicado por este portal, ordenamos abrir una indagación en averiguación de responsables, para poder determinar en dónde estuvo la falencia. No podemos dejar la ciudad sin control de tránsito. Todos los años ese convenio entre la Policía Nacional y la Alcaldía de Ibagué debe renovarse, eso lo saben todos los funcionarios, y necesitamos identificar por qué no se renovó oportunamente”, aseguró el funcionario.

Además la preocupación de los administradores de negocios de los fines de semana advierten sobre sus clientes sobre manejar en estado de embriaguez, pero debido a que no hay un control de seguridad, estos no aceptan las recomendaciones.

“Ya en Ibagué muchas personas saben que no hay control de la Policía de Tránsito. Gracias a Dios no se ha presentado ningún accidente grave, provocado por conductores embriagados. Este descuido administrativo podría provocar problemas jurídicos para el Municipio de Ibagué”, indicó Arbeláez.

Y por la falta de regulación y control, la Secretaría de Hacienda de Ibagué le reportó a la Personería que el recaudo por los comparendos, fue de $89 millones en el mes de julio durante 11 días, cuando los ingresos mensuales este año superaban los $134 millones y en agosto no hay reporte de multas canceladas.

“El pago de los comparendos es importante para la Secretaría de Tránsito, porque esos recursos son utilizados en la prevención vial. Esa es la fuente de financiación de programas de señalización y educación de conductores y peatones”, concluyó Arbeláez.

Fuente: El olfato.