El Ibaguereño | El Ibaguereño
Banner
| 2018/02/03

Pese a que no hubo contrataciones de ‘peso’, como sí las tuvieron los otros clubes (que cuentan con una gran chequera), caso Junior y Nacional.

El equipo contrató en todas las líneas y hay gran expectativa con algunos nombres.

En total el club incorporó 8 jugadores y salieron 11, esto debido a que el luego de tres años no disputara competición internacional lo que obliga a reducir el plantel a 25 jugadores, donde se disputará Liga y Copa Águila, por lo que es una necesidad figurar este 2018 para volver al ámbito continental.

Por otro lado, lo positivo, es que se mantiene aún parte de la base que logró el subcampeonato en 2016, igual el técnico que conoce y lleva un proceso importante.

Deportes Tolima hizo una mezcla de juventud con experiencia entre los que llegan, los que destacan y hay expectativa son el Venezolano Yohandry Orozco, quien ha estado en Venezuela, Alemania, Arabia Saudita y Estados Unidos. Es un jugador a tener en cuenta con por su importante experiencia.

Vuelve una cara conocida: el paraguayo Robín Ramírez quien viste por tercera vez la ‘vinotinto y oro’ donde ha alcanzado ser goleador del torneo el cual logró en la clausura 2012.

En sus dos estadías marcó 30 goles en 80 partidos.

La cuota de experiencia la aporta el bogotano Rafael Robayo, quien se espera aporte el liderazgo que lo caracteriza en el medio campo, así mismo en el primer pase en la recuperación y creación de juego.

Los demás, Álvaro Montero, portero joven con proceso en selecciones Colombia juveniles, los defensas Nilson Castrillón, Daniel Olave, Luis Payares y el volante Carlos Robles son jugadores jóvenes, algunos con más experiencia que otra que seguramente aportaran cosas importantes y se adaptaran a las disposiciones tácticas del técnico Alberto Gamero.

El club empieza a hacer las cosas bien, con la llegada del nuevo gerente de mercadeo, Juan Manuel D’Pena, que impulsó los tan pedidos abonos para el primer semestre del 2018, los cuales no han tenido los resultados esperados y lo que demuestra que la hinchada poco apoya, pero también se debe tener en cuenta que el club los confirmó muy tarde comparado con los clubes tradicionales del país.

Pero, resaltar la importancia que se está teniendo en cuenta al hincha con este tipo de iniciativas, donde hay que enseñar al hincha, es un proceso que a largo plazo será importante para el club e hinchada.

Ojalá sea un buen año para el equipo, donde no solo sean buenas campañas sino resultados y sobre todo títulos que es lo que la hinchada espera y sueña.

Hay un cuerpo técnico que conoce y trabaja, que con poco ha hecho mucho por lo que es imposible no ilusionarse. Por lo que el llamado es para los hinchas a ir y apoyar al equipo. Se trata de vivir el fútbol como se merece y queremos todos: en paz.

¡Vamos Tolima!

Comentarios