Redactor Prensa | El Ibaguereño
Banner
| 2017/12/20

La compañía dice que decisión de declararla como empresa de transporte no tiene implicación práctica.

El portavoz de Uber España, Yury Fernández Castillo, dijo este miércoles que la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en la que determinó que Uber es una empresa de transporte y no una plataforma digital, no tiene ya “ninguna implicación práctica” porque el modelo de negocio varió en 2016.

El portavoz de Uber declaró a EFE que el fallo “llega con un desfase de tres años”, debido a que responde a un requerimiento realizado en 2014 por un juez de Barcelona a instancias de una asociación profesional de taxistas en relación a un modelo de negocio que la empresa estadounidense cambió en marzo de 2016. Con esta sentencia las autoridades nacionales pueden exigirle licencias como las que se les requieren a los profesionales del taxi.

“La sentencia ahora no tiene ninguna implicación práctica para la operativa de Uber en España”, afirmó Fernández Castillo en referencia a que la compañía funciona desde 2016 con un modelo de negocio basado en las licencias VTC, para vehículos con conductor. Pese a ello, el portavoz de Uber tendió la mano al Estado español para “regular el servicio de Uber, pero sobre la base de los intereses generales y no sólo de algunos”.

Este dictamen no generará cambios en la mayoría de los países de Europa donde Uber ya opera conforme a la ley de transporte. Sin embargo, millones de europeos aún no pueden acceder a apps como la de Uber. Tal como nuestro presidente ejecutivo indicó, estamos a favor que se regulen servicios como el de Uber, y por lo tanto continuaremos el diálogo con las distintas ciudades del continente europeo. Esta es la posición que tomaremos para asegurar que todos puedan acceder a viajes eficientes con sólo tocar un botón”, señaló la compañía en un comunicado.

La firma también señaló que si bien los Servicios de la Sociedad de la Información tienen protección contra las restricciones indebidas, corresponde a los Estados miembros decidir cómo desean regular las empresas de transporte. De hecho, señala la firma, algunos países ya comenzaron a regular a Uber sin esperar la calificación del Tribunal Europeo de Justicia.

Por su parte, la empresa Cabify aseguró que desde su fundación en Madrid en 2011 su modelo de negocio “es y ha sido siempre cien por cien legal” y que “no está relacionada en absoluto” con la sentencia del Tribunal europeo sobre Uber conocida este miércoles.

“A diferencia del competidor, desde sus comienzos hasta la actualidad, la actividad de Cabify está estrictamente sujeta al marco legal existente”, 
añadió esta compañía, para la cual la decisión del TJUE de considerar a Uber una empresa de transporte y no una plataforma digital “no está relacionada en absoluto con la compañía española Cabify ni afecta a su actividad”.

Comentarios