Daniel García, columnista de EL IBAGUEREÑO.
Banner
| 2018/04/22

Aunque en el principio las cosas no salieron bien, Alberto Miguel Gamero logró consolidar un onceno fijo de jugadores, a su vez el cambio de esquema fue vital para el magistral remate de torneo.

La  localía fue lo que más le afecto este semestre, cayó tres veces frente a Nacional, Bucaramanga y Cali. Una situación que en su momento fue complicada, pero que después de la victoria de visitantes ante Rionegro Águilas empezó a cambiar. Desde entonces ha logrado 19 puntos de 21 posibles, manteniendo un invito de siete jornada que lo tienen en la segunda posición detrás de Atlético Nacional.

Alberto Gamero, se ha caracterizado por tener clubes ordenados y que tienen buen fútbol, por esto el esquema que siempre había implementado lo cambió, pasó del 4-2-3-1; al 4-3-2-1. Un esquema que sin duda pone a pensar en que sería muy defensivo, pero que demuestra que ha sido todo lo contrario y ha logrado un equilibrio tanto en defensa y ataque.

A esto se le suma las importantes corporaciones experimentadas, caso Luis Payares, Rafael Robayo y Yohandry Orozco dos volantes que han jugado con regularidad y quienes le han dado un aire vital al medio campo, tanto en marca como en generación de juego. También, la juventud de Carlos Robles un volante que ha brindado seguridad en el medio y ofrece una gran salida gracias a su buena visión de juego.

Sumando la relevación que tiene este Deportes Tolima es Sebastián Villa, el antioqueño con cinco goles se ha destacado no solo por sus tantos conseguidos, sino que por sus asistencias y gran juego por las bandas, el cual es una fortaleza del equipo que juega para él. Un jugador con oficio, desborde y sobretodo buena pegada, que seguramente será la gran venta en este 2018.

Sin duda alguna este remate nos tiene ilusionados a todos, y no es para más el equipo repuntó luego de un discreto inicio. De pasar a ser el peor visitante en el 2017, a ser el mejor en 2018; el buen juego que está teniendo el equipo y el gran nivel de sus pilares caso Luis Payares, Carlos Robles, Rafael Robayo, Yohandry Orozco, Sebastián Villa y Ángelo Rodríguez. Todo esto pone a soñar al hincha pijao. Ya se logró el primer objetivo clasificar a los ocho, y ojala se dé el objetivo que todos tenemos en mente, ¡ser campeón!

Alberto Gamero, un hombre muy fiel y entregado a su trabajo. Sabe lo que hace, trabaja con lo que hay y sobretodo con poco hace mucho. Un señor en todo el sentido de la palabra al que el fútbol le debe un título liguero que estuvo cerca en el 2016, ya veremos este año si se da el gran objetivo que es ganar y bordar la segunda estrella en el escudo. ¡Vamos Tolima!

Comentarios