El Ibaguereño | El Ibaguereño
Banner
| 2017/12/17

La Inspección Décima, con el apoyo de la Secretaría de Gobierno y la Policía Metropolitana, realizó el cierre definitivo de tres talleres de marroquinería ubicados en el barrio El Claret que no contaban con el certificado de uso del suelo y, por lo tanto, no podían funcionar en el sector.

“Visitamos tres fábricas que estaban funcionando sin el documento de compatibilidad del uso del suelo para desarrollar una actividad económica o industrial”, dijo Daniel Soto, director de Justicia y Orden Público.

Estos cierres se realizaron en cumplimiento de fallos pendientes basados en la Ley 232, por medio de la cual se facultaba a los municipios para reglamentar las licencias de funcionamiento. Dicha legislación fue derogada por el nuevo Código de Policía y Convivencia.

“Estos procesos se venían adelantando desde el año pasado y solo hacía falta que se ejecuta la resolución que ordenaba los cierres definitivos”, agregó Soto.

El funcionario reiteró que estos operativos continuarán durante todo el mes de diciembre, esto con el objetivo de sancionar los establecimientos comerciales que, por su actividad económica, afecten la sana convivencia en la ciudad.

“Le recordamos a los comerciantes que deben tener toda la documentación en regla, puesto que continuaremos visitando diferentes sectores en la ciudad”, concluyó Soto.

Comentarios