Andrés Mora | El Ibaguereño
Banner

Ya se anunció el cartel del Festival Estéreo Picnic 2020, por eso me es imposible no evocar la versión del año 2019. 

Estremecida, con respiración lenta, brazos y piernas comenzaban a despertar al ritmo de una melodía que a pitidos me iba dando color en uno de esos lugares a los que todos por obligación van, pero poco tiempo quieren estar. Los vasos sanguíneos vibraban al punto de I’m not the onlyone que me volvía aterrizar en uno de los festivales más esperados de todo el país.

Andrés Mora | El Ibaguereño

Cuatro horas después de haber iniciado la décima edición del Estéreo Picnic, llego al Campo de Golf Briceño 18, que se escogió como lugar de la celebración del festival, ya que con el transcurso de los años este ganó más acogida y necesitómayor capacidad. El campo está ubicado a 45 minutos de la Capital, en el km 19 de la vía Bogotá – Sopó en el departamento de Cundinamarca. En años anteriores eran constantes las quejas, eran las horas de trancón a la cuales eran sometidos los asistentes al festival y los desprevenidos usuarios de la Autopista Norte.

El deseo de asistir a uno de los festivales más grandes en Colombia, nació en el año 2015, cuando anunciaron el line up, en el que estarían los creadores del álbum Supermodel. Sin embargo, siendo un evento para mayores de edad, no existía posibilidad de que pudiera asistir en ese entonces. Con el pasar de los años, el line up del festival anunciaba la participación de más artistas de mi lista de reproducción, lo cual incrementaba mis ansias de estar escuchando a cada uno de ellos en vivo.

Andrés Mora | El Ibaguereño

 Una fila corta me esperaba al momento de reclamar la manilla que me daría por fin el ingreso al FEP. Caminé un par de metros más, para llegar a la entrada principal del Campo de Golf y pasar la manilla por el lector de barras. Con las manos temblorosas y no precisamente del frío, pasé por el dicho lector dirigiéndome a la requisa personal “…Alce los brazos, separe las piernas y abra su morral…” decía la agente de seguridad, mientras de fondo se escuchabala que sería la última interpretación de Alcoholyricoz. Esta última canción, acompañaba cada uno de mis primeros pasos en el Festival, luces de colores iluminaban el gigantesco y representativo letrero blanco de 13 palabras que me indicaba que después de tres años, estaba cumpliendo aquel sueño.

Twenty One Pilots nació en el año 2009 en la localidad norteamericana de Columbus, Ohio, bajo la idea de Tyler Joseph, Nick Thomas y Chris Salih. Tyler, fue el creador del nombre de la banda, se inspiró en el libro All My Sons deArthur Miller que narra la historia de un padre de familia que vendía piezas incompletas para aviones durante la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, con el tiempo Thomas y Salih se salieron de banda, dando paso a Josh Dun. Así conocí a la banda, conformada por Tyler y Josh en el año 2013 cuando lanzaron el álbum VesselSeis años más tarde estaba a tan solo 60 minutos de escucharlos en vivo por primera vez. 

Andrés Mora | El Ibaguereño
Andrés Mora | El Ibaguereño

Parada a unas 50 filas del escenario Tigo, Tyler y Josh aparecen con dos máscaras negras y dos antorchas prendidas en fuego, al ritmo de Jumpsuit. Iniciar con una canción del nuevo álbum Trench me transportó al mundo amarillo que plasman en cada de las canciones del este, un mundo revolucionario, desde ahí, supe necesitaría más que miel y limón para mi garganta.

Para donde mirara, había botas negras, cabellos de diversos colores que iban acorde con la decoración del festival y cadenas colgando adornando pantalones, me hicieron darme cuenta que llegaba a tiempo al segundo día del FEP. 

Me ubiqué en una mesa grande estilo picnic para almorzarantes de ir a ver al rapero venezolano Apache reconocido por su colaboración con Rawayana, grupo de la mismanacionalidad, del cual soy amante hace varios años. Se acerca un grupo de personas, a juzgar por su apariencia, rolos, a pedirme un espacio en mi mesa para lograr almorzar.- Uy amiga, marica, te recomiendo que no te comas ese pollo, pues mis amigos y yo comimos de ese ayer y llegamos a la casa malísimas del estómago.

Me dice entre risas Juliana, una de las personas que se sientaen la mesa conmigo. Estaba a punto de contestarle que me había asustado con su comentario, pero su amigo, con un estilo algo hípster, interrumpió.- ¿Por qué la asustas? Tú te enfermaste por combinar aguardiente con ese pollo güevón.

Dicho esto, procedí a terminar el almuerzo, a mi pollo kokoriko empacado en un cubo de cartón no le sentí nada raro, por lo que opté por creer que ella sí revolvió licor con los alimentos que había consumido.

Andrés Mora | El Ibaguereño

El Festival Estéreo Picnic se caracteriza por presentar artistas de rock, electrónica y pop. Pero, este año, deciden implementar un nuevo género con una orquesta de salsa colombiana activa desde el año 1979 que ha sido reconocida por la crítica y público como la más exitosa a nivel latinoamericano durante más de tres décadas.

“…No existen paradigmas, la agrupación generó algo nunca antes visto en este festival…” me dijo Daniel, amante del rock y del punk que llevaba cuatro años asistiendo a este evento y ambos salíamos de la presentación del grupo salsero. Fui presente de lo que generaron, sin importar la edad, descendencia o gustos, se bailó todo el repertorio y, en dos ocasiones se detuvo la pista de baile, caían lágrimas que venían del corazón, haciendo homenaje al maestro Tito Gómez. El Campo de Golf Briceño en ese momento se había convertido en la capital de la salsa donde ni los rockeros se salvaban de moverse en el escenario Tigo, donde se terminóbailando y coreando estribillo por estribillo como si fuera la última vez.

Andrés Mora | El Ibaguereño

Domingo, 7 de abril de 2019. Llegó el día más esperado del festival. Con dolor de estómago, no sé si del pollo que me había comido el día anterior o de los nervios que sentía. Gorros de lana, botas de colores, gafas de sol en todos los rostros y con camisetas de tonalidades un poco más diversas que las del día anterior, daba inicio a lo que sería el último día del FEP.

Los patrocinadores del festival tienen la posibilidad de adquirir un espacio dentro del mismo para realizar su respectiva promoción, entre estos, se encontraba una de mis marcas preferida de cervezas ReddsEn menos de dos horas ya llevaba cinco mojitos sin darme cuenta, al sexto, iba caminando con él en la mano cuando tropecé con una de las personas que se dedican a la limpieza del festival. Entre nuestra conversación, le hice un par de preguntas- ¿Es su primera vez trabajando en un festival tan grande?- Llevo dos años trabajando con los organizadores del Festival.– ¿Le agrada?- Me gusta la clase de personas que vienen acá, algunos de clase de alta dejan de levitar y le sonríen a uno, otros de clase media, deciden no gastar la plata en comida y guardar para el trago. –ríe- Qué pena, me dan risa, las personas aquí son muy divertidas. Además de eso, pagan muy bien. Eso sí, se hace valer el sueldo, las personas son muy cochinas.

Se expresión acerca del sueldo automáticamente me recordó a mi profesor de Géneros Periodísticos de la Universidad y no dudé en contarle esa anécdota a lo que él respondió- ¿Es el cuchilla? Esos que no suavizan nada. – Es algo así. La mayoría de sus estudiantes tienen una relación de amor y odio con él. – ¿Y usted? – Lo bueno es que estamos hablando de usted y no de mi…

The 1975 es una banda de indie rock formada en MánchesterReino Unido. Está conformada por cuatro miembros: Matthew Healy (voz, guitarra), Adam (guitarra), George (batería, coros) y Ross  (bajo). Han publicado cuatro EP y dos álbumes de estudio, el primero titulado con el mismo nombre de la banda fue publicado el 2 de septiembre del 2013. Matty, conoció a RossAdam George  en la escuela secundaria Wilmslowcuando era un adolescente y comenzaron a tocar música juntos en 2004. La banda se formó cuando un trabajador del ayuntamiento organizó unos cuantos conciertos para adolescentes. Healy se encontró con Hann, quien le habló de que quería tocar en alguno de esos conciertos. El grupo comenzó a tocar una cantidad de covers hasta que con el tiempo, escribieron una canción. Empezamos desde entonces y hemos estado haciendo música juntos desde que teníamos 15”, comentó Healy en una entrevista.

Andrés Mora | El Ibaguereño

Dejé de calmar mi ansiedad con mojito y continué con los cigarrillos, sólo faltaba una hora para que tocara esa banda, la banda, mi banda. Abrí campo entre una multitud de 25 mil personas y comencé la espera. Uno, dos, tres y cuatro cigarrillos seguidos. Miraba el reloj cada dos segundos, yo sentía que un minuto eran cinco y que cinco eran diez. Después del octavo cigarrillo, me fijé que sólo faltaban dos minutos. Dos minutos y estarían ahí, dos minutos y estaré a metros de los que hacen que me demore el doble en la ducha a causa de sus canciones. 

Matt Healy es de estatura promedio, cabello negro y crespo, llevaba ropa holgada y botas color café. Salió al escenario cantando Give Yourself A Try para da inicio a la hora que tenían para hacer enloquecer al Festival Estéreo Picnic. Continuó con TOOTIMETOOTIME, dándole salida a una de mis favoritas: She’s American. Hizo una breve pausa y dijo“…Thank you, how you feel? we are The 1975 from Manchester England… (…) we love you guysthanks you forcoming…” En ese momento yo ya comenzaba a marearme y comencé a pensar que era por a la variación de colores en las pantallas del escenario. Cuando sonó Sincerity Is Scary se me olvidó ese mareo y seguí viviendo el mejor concierto de mi vida. It’s not living se fue en un abrir y cerrar de ojos, luego vino la lluvia de sentimientos encontrados con Robbers y por fin, llegaba Sex. Sex fue la primera canción que escuché ellos, la que me enganchó a esa banda como nunca antes me había enganchado con la música y decidieron cerrar el show con ella. Terminó la canción, mis piernas se durmieron y en cuestión de segundos, todo estaba negro.

Estremecida, con respiración lenta, brazos y piernas comenzaban a despertar al ritmo de una melodía que a pitidos me iba dando color en uno de esos lugares a los que todos por obligación van, pero poco tiempo quieren estar. Los vasos sanguíneos vibraban al punto de I’m not the onlyone que me volvía aterrizar en uno de los festivales más esperados de todo el país.

Andrés Mora | El Ibaguereño

Sólo recordaba gastar lo que me quedaba de garganta en despedir a The 1975, entre más de 30 mil personas alrededor, ahora, estaba en uno de los lugares menos deseado del festival, con las piernas y los brazos despertándose, la cabeza dándome vueltas y uno de los dolores de estómago más fuertes que había sentido en mi vida. Perdí mitad de la presentación de Sam Smith, logré volver al concierto luego de trasbocar más de tres veces y con dos sales de frutas. 

El cielo se iluminó de colores, se vistió al estilo FEP. Las personas dicen que yo siempre estoy en un mundo distinto… Pero no tienen idea. El Festival Estéreo Picnic lo transporta a uno a un mundo distinto.

Ana María Triana Hernández – Especial para El Ibaguereño

Andrés Mora es autor en EL IBAGUEREÑO en temas relacionados con el deporte y CrossFit, es uno de los atletas más activos en la ciudad y uno de los gestores del box Radikal Fitness.