sábado, julio 13

El adiós a los plásticos de un solo uso: un paso crucial para un futuro sostenible

En un esfuerzo significativo por combatir la contaminación plástica, desde el 7 de julio de 2024, la implementación de la ley 2232 ha comenzado a eliminar varios productos de plástico de un solo uso del mercado.

Esta medida forma parte de un periodo de transición de dos años que inició en junio de 2022 y busca promover prácticas sostenibles en todo el país.

“La eliminación progresiva de estos productos es esencial para detener la contaminación por plásticos y fomentar la adopción de la TRIPLE R: Reducir, Reutilizar y Reciclar,” declaró Ericka Lozano, Secretaria de Ambiente y Gestión del Riesgo del Tolima. Contando también que:

Los productos que han empezado a desaparecer del mercado incluyen:

1. Bolsas para empacar recibos, periódicos, facturas y publicidad.
2. Bolsas plásticas de punto de pago en supermercados o tiendas.
3. Pitillos para beber.
4. Mezcladores de plástico.
5. Soportes de plástico de copitos de algodón.
6. Soportes plásticos para inflar bombas.”

“Es fundamental que todos tomemos conciencia y participemos activamente en esta transición,” subrayó Lozano, añadiendo que “para el 2030 deben desaparecer los 14 productos enlistados en el artículo 5 de la ley 2232.” Estos productos que entrarán en la prohibición a partir del 2030, son:

1. Envases o empaques, recipientes y bolsas para contener líquidos no preenvasados, para consumo inmediato, para llevar o para entregas a domicilio.
2. ⁠Envases o empaques y recipientes para contener o llevar comidas o alimentos no preenvasados.
3. ⁠Láminas para servir, empacar, envolver o separar alimentos.
4. ⁠Mangos para hilo dental o porta hilos dentales de uso único.
5. ⁠Empaques, envases o cualquier recipiente empleado para la comercialización, al consumidor final, de frutas, verduras y tubérculos frescos que en su estado natural cuenten con cáscaras; hierbas aromáticas frescas, hortalizas frescas y hongos frescos.
6. ⁠Adhesivos, etiquetas o cualquier distintivo que se fije a los vegetales.

Enfatizando la intención de reducir la contaminación causada por plásticos de un solo uso y adoptar prácticas más sostenibles para proteger nuestro medio ambiente, esta ley no solo representa un avance en la lucha contra la contaminación, sino también una oportunidad para que todos, desde ciudadanos hasta empresas, adopten un estilo de vida más ecológico y responsable.